Si observamos la participación del productor en el valor final de los productos lácteos hoy es del 32 %, pero si lo diferenciamos entre mercado externo e interno (Cuadro 1) vemos que la participación del productor en el producto final del mercado externo es notablemente superior que en el mercado interno.

Cuadro 1: Participación del productor en el producto final

Valor final ($/lt) Valor Productor($/lt) Participación
Mercado interno 38,4 10,63 27,4 %
Mercado externo 15,71 10,63 67,7 %
Participación promedio del valor final productor enero 2019 33,23 10,63 32     %

Elaboración propia con datos de OCLA

Esto se debe básicamente a la baja incidencia que tiene en la exportación de lácteos la comercialización y los impuestos (Cuadro 2).

Cuadro 2: Participación de la cadena láctea

Mercado interno Mercado externo
Acumulativo Parcial % Acumulativo Parcial %
Productor 10,63 10,63 27,4 10,63 10,63 67.7
Industria 20,96 10,06 26,0 12,72 2,09 13,1
Comercio 31,59 10,90 28,2 14,31 1,59 10,2
Impuesto 38,71 7,12 18,4 15,71 1,40 9,00

Elaboración propia con datos de la OCLA

Esta ecuación de menores costos de comercialización e impositivo, más la dinámica actual de las exportaciones, donde en los últimos 3 años se sacaron muchas trabas y se mejoraron otras variables como conectividad y logística, hacen que la posibilidad de exportación de lácteos se potencie. La suba del valor de la leche en polvo entera (LPE) en febrero de 2019 a valores de un 10 % más que fin del 2018 – hoy a 3.375 U$S/tn- más el aumento de demanda de China hace pensar que la posibilidad de exportación de lácteos seguirá firme.

La pregunta sería “si al productor le conviene (para captar mejores precios) que el país fortalezca las exportaciones de lácteos”. Y la repuesta es totalmente positiva, a mayor volumen exportado (Gráfico 1), el productor obtiene mejor precio.

Esto se debe a que básicamente retiramos del mercado interno el saldo exportable y no sobre ofertamos el mismo donde la industria aprovecha para bajar la participación de la producción primaria en el negocio. Si relacionamos la cantidad de leche en el mercado interno (Gráfico 2) con el precio, observaremos a más cantidad de leche en el mercado interno, menor es el precio que recibe el productor.

Por último, analizaremos la transparencia del mercado exportado. A pesar de que solo es entre el 15 y 20 % de la producción total, cuando mayor es el valor del producto exportado, mayor es el precio que recibe el productor (Grafico 3).

Conclusión: En medida que se bajen los valores de los costos para la transformación de la materia prima y de logística, se quiten los impuestos distorsivos –sobretodo a las exportaciones e ingresos brutos- no hay duda que se potenciarán las exportaciones, lo que aportará a la producción primaria mejores precios.  


Néstor Eduardo Roulet

Ingeniero Agrónomo. Productor agropecuario y defensor del interior productivo. Padre de siete hijos varones.